Mesura 1. Restricció d’horaris als “Pipicans”

A causa de una queja de 16 vecinos y vecinas del barrio del Fort Pienc, la Síndica de Greuges, Maria Assumpció Capdevila, recomendó en enero de 2017 “establecer una limitación horaria en el uso de pipicanes zonas de recreo de perros para garantizar el descanso de los vecinos”, tal como explica en este artículo del día 27 de enero de 2017 el Diario La Vanguardia.

La queja hace referencia a un “pipican” situado en el cruce de la Calle Nàpols con Gran vía donde “acude gente con sus perros a partir de las 11 de la noche y es frecuente oír ladridos entre las dos de la madrugada y las seis de la mañana, lo que impide descansar adecuadamente a los vecinos”.

La resolución de la Síndica a esta queja afirma que “es responsabilidad de las personas poseedoras de un animal mantenerlo de acuerdo con las normas de la buena convivencia, pero entiende también que el Ayuntamiento puede regular mejor estas zonas, mediante un decreto de alcaldía, con un régimen de uso de estos espacios que establezca una limitación horaria”.

Desde la Plataforma Espai Gos Bcn valoramos “muy negativamente” la resolución y, tal y como recoge la entrevista realizada a nuestra portavoz, Àngela Coll, por la web animalados.com  entendemos que “no se puede limitar el derecho de todos por unos cuantos, hacer una ley general por quince denuncias es rídículo, es como si un bar hiciera ruido y se castigara a todos los bares”.

Ademàs, recuerda que “hay gente que por horarios laborales solo puede llevarlos de madrugada y tienen que disponer de un espacio donde llevar sus animales”. Y señala que “lo que molesta es el ruido, no la presencia de perros por sí misma, no es justo que el incivismo de unos pocos acabe repercutiendo en todos los propietarios de perros”.

Más allà de las actitudes incívicas que puedan tener una minoría, Coll opina que el problema de las zonas de recreo es a menudo su ubicación: “Los pipicanes no pueden estar al lado de bloques de pisos como pasa con el de Nàpols con Gran Via, no es el espacio adecuado, pero el problema es que muchos de la ciudad se encuentran  en medio de grandes edificios”.

La Plataforma Espai Gos ya presentó una queja formal a la Síndica y está reclamando al Ayuntamiento que no acepte la solución propuesta porque penaliza a todos los propietarios de perros.

Pero nos gustaría contar la complicidad y el apoyo de todas aquellas personas con o sin perro de la ciudad que no estén de acuerdo con esta medida.

Y con esta finalidad os dejamos aquí un enlace para presentar vuestra queja al Ayuntamiento.

Opción 1.- Para pedir una nueva zona o una nueva ubicación.

Opción 2.- Para presentar una queja sobre una zona existente (vallas, fuente, pintadas, bancos, etc). 

Al realizarse por correo electrónico, tienen obligaciones de enviaros una respuesta. Si nos la hacéis llegar a espaigosbcn@gmail.com tendremos más herramientas para luchar contra esta nueva iniciativa a todas luces injusta.

 

 

 

 

 

 

Anuncis